X

BLOG

Otra forma de aprender.


Cuando se aprende de otra forma, el éxito escolar llega como consecuencia de aprendizajes genuinos.

Cuando se aprende de otra forma, aprendizaje y disfrute ocurren simultáneamente y se hace posible restablecer esa relación saludable con el aprendizaje imprescindible para nuestro desarrollo personal.

Pero... ¿cuándo se aprende de otra forma?

Se aprende de otra forma...

cuando se trabaja en un ambiente de aprendizaje cuyas condiciones nos predisponen para trabajar y estar cómodos, a gusto, alegres y de buen humor.

Se aprende de otra forma...

cuando las propuestas de aprendizaje contemplan cada una de las necesidades y particularidades del alumno, mirando a cada uno de manera integral, sabiendo que cada uno tiene “una puerta de entrada diferente”, una historia, una forma de entender el mundo, de relacionarse y de aprender diferente a los de los demás.

Se aprende de otra forma...

cuando además de aprender contenidos, aprendemos a aprenderlos, a organizarnos mejor, a ser más autónomos, a incorporar hábitos de estudio...

Se aprende de otra forma...

cuando el docente pone en práctica estrategias didácticas que van mucho más allá de lo cognitivo, porque sabe que el aprendizaje se activa desde lo social y lo emocional, desde la confianza y la motivación; desde el interés y el sentirse querido.

Se aprende de otra forma cuando los demás creen en nosotros, en nuestras posibilidades de aprender y están dispuestos a convencernos de ello con cada ecuación, con cada resumen, con cada mirada.

¡Gracias por visitarnos!

Por normativa legal te informamos de que este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación, personalizarla a tus gustos y realizar labores analíticas habituales. Al continúar navegando, aceptas su uso. Más información.

Acepto